07 / 01 / 15 Publicado por:  |  Entrevistas, Noticias

Grupo Ambuibérica ha sido la primera empresa de transporte sanitario en instaurar, hace más de un año, un Servicio de Apoyo Psicológico para sus trabajdores. A menudo, los técnicos en emergencias sanitarias viven situaciones de gran impacto emocional, como pueden ser accidentes, rescates o incluso pacientes en alto estado de alteración. Estos trabajadores pueden llegar… Leer más »

Grupo Ambuibérica ha sido la primera empresa de transporte sanitario en instaurar, hace más de un año, un Servicio de Apoyo Psicológico para sus trabajdores. A menudo, los técnicos en emergencias sanitarias viven situaciones de gran impacto emocional, como pueden ser accidentes, rescates o incluso pacientes en alto estado de alteración. Estos trabajadores pueden llegar a ver más sucesos traumáticos en una semana que cualquier otra persona en toda su vida, recuerda Isabel Villanueva, responsable del Gabinete de Apoyo Psicológico de Grupo Ambuibérica. Hemos hablado con ella.   Isabel Villanueva. Responsable del Gabinete de Apoyo Psicológico de Grupo Ambuibérica:
"Acudir al psicólogo es una muestra de responsabilidad, no de debilidad ni fracaso"  
P:¿Cómo se gestó el Gabinete de Apoyo Psicológico de Grupo Ambuibérica y cuál es su objetivo? R: Este gabinete fue una apuesta de la Dirección de la empresa para poder prestar un servicio de apoyo y de acompañamiento profesional a los trabajadores que han vivido un incidente impactante en su trabajo o están atravesando un periodo de afectación emocional, que puede incidir en su labor. De una forma directa, el objetivo es la prevención y el apoyo al trabajador y, de modo indirecto, mejorar la calidad en la atención, para una mejora en el bienestar y en la calidad de vida de los trabajadores.   P: ¿Los técnicos en emergencias sanitarias constituyen un colectivo vulnerable desde el punto de vista psicológico? R: Sí. En algún momento de su vida profesional, pueden necesitar este tipo de apoyo. Un técnico puede ver en una semana más eventos traumáticos que una persona normal en toda su vida y el equilibrio entre la empatía, que es ponerse emocionalmente en el lugar del paciente, y la distancia profesional es delicado y a veces complejo de graduar. Es importante saber que acudir a un psicólogo es una muestra de responsabilidad, de cuidado hacia uno mismo, y no una señal de debilidad o de fracaso.   P: ¿Cómo actuáis los psicólogos? R: Los psicólogos escuchamos y ayudamos a las personas a reencontrarse con sus propios recursos y con sus propias respuestas y soluciones, a escucharse y a conocerse mejor. A veces, se facilita información para que la persona entienda lo que le pasa y se utilizan recursos psicoterapéuticos para invitar a que la persona se escuche y encuentre por sí misma el camino a seguir. En otras ocasiones, se enseñan técnicas eficaces como prácticas de minfulness o atención plena, prácticas de respiración para disminuir la ansiedad, etc   P: Siempre de un modo confidencial… R: Por supuesto. El formulario, el correo electrónico y el teléfono del Gabinete de Apoyo están atendidos directamente por psicólogos. Como profesionales, estamos obligados al secreto profesional según nuestro código deontológico, además de que nos obliga a ello la Ley de Protección de Datos. Todos los datos y la información son estrictamente confidenciales y sólo pude acceder a ellos el psicólogo responsable. En ningún caso se notificarán a la empresa datos personales u otros datos delicados, propios de la relación terapéutica. Como gabinete, elaboramos un informe, con datos genéricos sobre el número de personas atendidas o la casuística atendida, con el objetivo de evaluar el impacto de nuestro servicio.   P: Una última reflexión… R: La terapia no puede cambiar lo que ha ocurrido, pero sí puede ayudar a que la persona alumbre su historia desde otra perspectiva; le ayuda a recuperar su equilibrio y avanzar en esa recuperación. Por esto, animo a los trabajadores de Grupo Ambuibérica a que utilicen el Gabinete de Apoyo y nos hagan llegar las sugerencias y propuestas según sus necesidades.