Ruben Manteca

01 / 07 / 15 Publicado por:  |  Entrevistas, Noticias

Bajo el lema “La Seguridad Vial se fomenta con tu propio ejemplo”, un total de cuarenta motoclubes de Valladolid, a los que se sumaron otros de Palencia y de Zamora, celebraron el pasado 14 de junio en la Playa de las Moreras, de la capital vallisoletana, el Día Nacional de la Moto.   Fue la… Leer más »

Bajo el lema "La Seguridad Vial se fomenta con tu propio ejemplo”, un total de cuarenta motoclubes de Valladolid, a los que se sumaron otros de Palencia y de Zamora, celebraron el pasado 14 de junio en la Playa de las Moreras, de la capital vallisoletana, el Día Nacional de la Moto.   Fue la primera edición formal del Día Nacional de la Moto. Una conmemoración que los motoclubes venían solicitando y que ya se ha institucionalizado oficialmente, con una Proposición no de Ley aprobada en el Congreso de los Diputados. A partir de ahora, el segundo domingo del mes de junio será la fecha fijada para esta celebración. Hablamos de ello con Rubén Manteca, portavoz de la Plataforma Motera para la Seguridad Vial, PMSV.   P: ¿Qué balance hacéis del Día de la Moto? R: Muy positivo. La respuesta del colectivo ha sido multitudinaria en todos los eventos que se han celebrado en todo el país. Sin duda, éste día era muy esperado y, por fin, lo podemos celebrar. Hasta ahora había un “Día de casi todo”, menos de la Moto; ahora, hay un Día de la Moto que ha servido para que motoclubes y todo tipo de motos se hayan unido en la celebración.   P: ¿Ha costado conseguir que se institucionalice un Día así? R: Ha sido difícil y largo: ni más ni menos que cinco años de trabajo continuo desde que la idea surgió en Sevilla dentro de la PMSV, la Plataforma Motera para la Seguridad Vial. Han sido años de viajes, reuniones, comparecencias, escritos y un largo etcétera que, en la recta final, nos llevó a la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible y a la institucionalización, que se produjo hace muy poco, concretamente, el 27 de mayo. Ese día fue votado por unanimidad: todos los grupos parlamentarios, sin excepción, votaron a favor.   P: ¿Qué ha supuesto para vuestra Plataforma? R: Para la PMSV ha sido satisfactorio ver el resultado positivo que ha obtenido el trabajo realizado; por ello, damos por bueno todo el esfuerzo realizado. Pero lo importante es lo que supone para el colectivo motero, por el reconocimiento de un vehículo con unas características de fragilidad y que aún tiene muchas necesidades que se deben abordar para su seguridad. Con éste Día de la Moto no se podrán obviar esas necesidades y los responsables de las administraciones tendrán que atenderlas.   P. ¿Los motoristas pretenden convertirse en un lobby? R: Ni mucho menos. Todo lo contrario. Los motoristas siempre hemos querido ser los colaboradores de las administraciones, de los fabricantes y de todo lo que tenga relación con la Seguridad y Educación Vial. Siempre decimos que “nos va la vida en ello“. De ninguna manera nos interesa ser el azote de las administraciones porque, como colaboradores de las mismas, creemos que los avances y las mejoras puedes ser mayores para todos.   P: ¿Qué peticiones planteáis como prioritarias? R: Las peticiones son varias y se vienen desarrollando en los últimos años muy activamente. Tal vez la más conocida sea esa bandera de los “guardarraíles asesinos”, con la que pedimos que se proteja la parte inferior de los guardarraíles para que no sean lesivos o mortales en caso de impacto. Hay más peticiones: el mantenimiento de las carreteras no es tan bueno como sería deseable; las pinturas antideslizantes; las mejoras de infraestructuras que, en muchas ocasiones y sorprendentemente, no cumplen con la normativa vigente… También nos importa mucho la Educación Vial. Creemos que es una gran asignatura pendiente y que su mejora reduciría mucho la siniestralidad en las vías a medio y largo plazo. De hecho, intentamos aportar nuestro granito de arena en algunos de nuestros eventos, con colaboraciones en centros escolares y en actividades de formación vial, por ejemplo.   P: Esto de la moto… ¿es una filosofía de vida? ¿Qué tienen las concentraciones moteras? R: Las concentraciones representan lo que es el colectivo, injustamente estigmatizado en ocasiones. Son sinónimo de solidaridad y también de hermandad. Son la oportunidad de reunirnos con quienes compartimos afición y pasión, además de viajar y de conocer parajes muy en contacto con la naturaleza. En moto, la carretera se disfruta y por eso buscamos ese tipo de entornos para nuestros encuentros. Sin duda, la moto es una manera de vivir, un vehículo que es más que un servicio útil para el motero: un medio de disfrute, con todo lo que rodea ésta afición.