rocio_magdaleno

04 / 02 / 15 Publicado por:  |  Entrevistas, Noticias

Un total de 1.200 trabajadores del Grupo Ambuibérica se dedican a los Servicios de Urgencia, repartidos por todo el territorio nacional. Rocío Magdaleno es la responsable de los Recursos Humanos en este colectivo en el que la disponibilidad y los tiempos de respuesta son decisivos, como bien conoce, por experiencia propia, la propia Rocío.  … Leer más »

Un total de 1.200 trabajadores del Grupo Ambuibérica se dedican a los Servicios de Urgencia, repartidos por todo el territorio nacional. Rocío Magdaleno es la responsable de los Recursos Humanos en este colectivo en el que la disponibilidad y los tiempos de respuesta son decisivos, como bien conoce, por experiencia propia, la propia Rocío.   P: ¿Cuál es el perfil ideal de un conductor de ambulancia? R: Ante todo, este trabajo tiene que gustar. Tienes que valer para ello, porque muchas veces te encuentras con situaciones muy complicadas y críticas. Es un poco difícil definir un perfil ideal, pero es importantísimo, por ejemplo, que te guste el trato con la gente y ser capaz de ofrecer cariño y de transmitir serenidad cuando asistes a una persona en un momento difícil.   P: ¿Qué otros valores reuniría ese perfil? R: Sobre todo, hay que tener muy claro que, en muchas ocasiones, la vida de una persona está en tus manos y que debes saber cómo actuar. Como valores de ese perfil ideal propondría la constancia, el respeto, la formación, la paciencia, la humildad y la seguridad.   P: Y en cuanto al perfil de un responsable de recursos humanos en este ámbito de las urgencias, ¿Es necesario haber sido cocinero antes que fraile? R: No es imprescindible para dirigir este servicio, pero sí que ayuda mucho en la gestión, ya que te permite conocer de primera mano las condiciones y las dificultades reales de los trabajadores que están en la calle para salvar vidas. Digamos que es más fácil organizarlos, habiendo sido antes compañeros. En mi caso, he trabajado dos años como técnico en una ambulancia.   P: ¿Cómo recuerda esos dos años de experiencia? R: Como una mezcla producida por la satisfacción de ayudar, acompañada por la subida de adrenalina que produce acudir a un servicio y la incertidumbre de lo que te vas a encontrar, el estado de las personas que vas a buscar… Tengo muy presente mi tiempo en la ambulancia y lo recuerdo con cariño y nostalgia. Aprendí mucho entonces y espero seguir aprendiendo con los trabajadores del colectivo que gestiono.   P: ¿A qué dificultades se enfrenta la gestión de los Recursos Humanos de Urgencia en un grupo como Ambuibérica? R: La gestión de los recursos humanos es complicada, más aún, cuando se organiza de una manera en cada zona. Como responsable nacional, gestiono todas las zonas donde el Grupo Ambuibérica tiene presencia: Castilla y León, Castilla La Mancha, País Vasco, Aragón, Cataluña, Cantabria y Galicia. En cada zona, tengo un responsable que lleva la gestión diaria y que me reporta lo más relevante.   P: ¿Cuál es su principal reto? R: Mi reto es que los trabajadores sigan sintiendo que forman parte de una empresa que les apoya y que, gracias a ellos, mucha gente sale adelante y sobrevive. Que los trabajadores sientan que están cerca en nuestra gestión, aunque estén lejos en la distancia. En definitiva, yo intento dirigir a personas que quiero que trabajen a gusto en su día a día, porque estas personas son el escalafón más importante de la cadena y la razón por la que nuestro trabajo merece la pena.