Marina Garcia

03 / 12 / 15 Publicado por:  |  Entrevistas, Noticias

Marina García Plaza es una joven farmacéutica, que actúa como voluntaria en la Cruz Roja Española y que ha recibido el Curso de Primeros Auxilios Básicos que Fundación Ambuibérica ha impartido a miembros de la Red de Voluntariado de Zamora. Marina nos habla de la utilidad de este curso y de lo importante y gratificante… Leer más »

Marina García Plaza es una joven farmacéutica, que actúa como voluntaria en la Cruz Roja Española y que ha recibido el Curso de Primeros Auxilios Básicos que Fundación Ambuibérica ha impartido a miembros de la Red de Voluntariado de Zamora. Marina nos habla de la utilidad de este curso y de lo importante y gratificante del trabajo en el voluntariado. P: ¿Qué te ha parecido el curso de Fundación Ambuibérica? R: El curso de Primeros Auxilios Básicos ha sido una gran experiencia, que me ha refrescado algunos conocimientos que ya tenía y me ha enseñado cómo tengo que actuar ante diversas situaciones, con diferentes maniobras, no sólo de manera teórica, con varios protocolos, sino también, de manera práctica, al facilitarnos una gran cantidad de material. P: ¿Cómo lo valorarías? R: Si la valoración fuera numérica, del 0 al 10, yo le daría un 9, siendo muy positiva esta puntuación, tanto para el curso en si como para la persona que lo impartió que, en todo momento hizo amenas las clases, supo resolver todas las dudas que se nos iban planteando y no sólo se centró en el temario sino también en que nos quedarán claros todos los conceptos y el modo de actuar correctamente. P: ¿Por qué has querido hacer el curso? R: Quise hacer este curso porque creo que, independientemente de la profesión a la que nos dediquemos o queramos dedicarnos cada uno de nosotros, es importante tener unos conocimientos mínimos de actuación ante diversas situaciones que se pueden presentar en nuestra vida y saber reaccionar y actuar de la manera correcta. P: ¿Destacarías algo en especial en la instrucción? R: Si tuviera que destacar algo del curso que me gustó especialmente sería el haber podido llevar a cabo algunas maniobras de actuación con los muñecos que la organización nos facilitó o con los propios compañeros, ya que para mí, llevar la teoría a la práctica es la mejor forma de aprender. El curso ha estado muy bien. P: ¿Dónde actúas como voluntaria? R: Cruz Roja es la entidad a la que pertenezco, dentro de la Red de Voluntariado de Zamora. P: ¿Qué te llevó a formar parte de la Red de Voluntariado? R: Si soy sincera, vivía totalmente ajena a la existencia de una Red de Voluntariado en mi ciudad. Un día decidí realizar un curso de Monitor de Ocio y Tiempo Libre, lo que me llevó a hacer las prácticas de ese curso durante tres meses en la entidad de Cruz Roja Española en Zamora. Así, pude vivir por mí misma la gran labor que realizan los y las técnicos y voluntarios con personas de edades y perfiles muy diferentes, que realmente necesitan ayuda y decidí que yo también quería ser una de esas personas que ayudan a los demás. Dentro de mis posibilidades y mis conocimientos, es una acción realmente gratificante, que te hace sentir que eres un poquito mejor persona de lo que eras antes y, personalmente, a mí me ha hecho crecer y valorar muchas cosas a las que quizá antes no les daba la importancia que merecen. P: ¿Animarías a la gente al voluntariado? R: Si alguien me preguntara si merece la pena ser voluntario de cualquier entidad, sin duda le respondería que sí. Claro que merece la pena ver cómo puedes hacer feliz, aunque sea por unas horas, a personas que lo merecen.