ambulancia_variatrica

18 / 02 / 15 Publicado por:  |  Entrevistas, Noticias

José María Guantes Carracedo tiene 39 años y es conductor de ambulancia. Tras su paso por el Ejército del Aire y por la Cruz Roja, su vocación profesional le llevó a trabajar en lo que más le gusta: conducir una ambulancia, una actividad que realiza desde hace 15 años en Grupo Ambuibérica. Desde que el… Leer más »

José María Guantes Carracedo tiene 39 años y es conductor de ambulancia. Tras su paso por el Ejército del Aire y por la Cruz Roja, su vocación profesional le llevó a trabajar en lo que más le gusta: conducir una ambulancia, una actividad que realiza desde hace 15 años en Grupo Ambuibérica. Desde que el grupo incorporó a su flota el modelo especial de ambulancia bariátrica, utilizado para el traslado de pacientes de talla especial, José María es uno de los encargados de manejar ese vehículo.   P: ¿En qué se diferencia una ambulancia bariátrica de las demás? R: Es una UVI como el resto, pero "king size", a lo grande. Todo es más grande: la anchura, la largura, la camilla... Todo es más grande.   P: ¿Y el hecho de que sea más grande supone alguna dificultad añadida para su manejo? R: Hay diferencias. La principal diferencia es que hay que tener ciertas habilidades en el manejo del aparataje que lleva incorporada la ambulancia bariátrica. Me refiero, especialmente, a la grua, a la camilla y a la rampa de acceso al vehículo.   P: ¿Qué tipo de traslados realiza y qué tipo de pacientes viajan en una ambulancia bariátrica? R: La mayoría de los traslados son traslados intrahospitalarios, aunque también cubrimos urgencias. En cuanto a las personas que trasladamos, en la mayoría de los casos se trata de pacientes obesos. Pero no son los únicos.   P: Además de pacientes obesos, ¿que otros pacientes trasladan en una ambulancia bariátrica? R: La ambulancia sirve también para otros perfiles de personas, fuera de la tipología común. Por ejemplo, para trasladar a jugadores de baloncesto. Hay que tener en cuenta que una camilla normal es de 1,90 metros de longuitud; en cambio, la ambulancia bariátrica dispone de una camilla de 2,30 metros, casi medio metro más larga. También la utilizamos para pacientes con "huesos de cristal "ya que podemos trasladar camas de hospital sin mover al afectado.   P: ¿Cuál es el último traslado que ha realizado con la ambulancia bariátrica? R: Ha sido el traslado de una persona que pesaba 240 kilos. El traslado fue fenomenal, a pesar del peso de esa persona. El paciente estuvo muy a gusto en el viaje y cuando llegamos al hospital nos transmitió su agradecimiento. Este reconocimiento es lo mejor de este trabajo: comprobar que realmente ayudas a los pacientes.