Jesus Daniel

01 / 07 / 16 Publicado por:  |  Entrevistas, Noticias

Jesús Daniel Ronda Esteban es Técnico en Emergencias Sanitarias, recién titulado en la IV Promoción del Centro Virgen de San Lorenzo, perteneciente a Grupo Ambuibérica. Jesús Daniel es natural de La Horra, en Burgos, y ahora está en Mallorca, dando sus primeros pasos como TES. A sus 22 años, habla con pasión de la profesión… Leer más »

Jesús Daniel Ronda Esteban es Técnico en Emergencias Sanitarias, recién titulado en la IV Promoción del Centro Virgen de San Lorenzo, perteneciente a Grupo Ambuibérica. Jesús Daniel es natural de La Horra, en Burgos, y ahora está en Mallorca, dando sus primeros pasos como TES. A sus 22 años, habla con pasión de la profesión que ha elegido y recuerda en esta entrevista su experiencia formativa. P: ¿Qué te decidió a estudiar Técnico en Emergencias Sanitarias? R: Nunca he sido una persona a la que le guste mucho estudiar. Hice un ciclo de mecánica pero, con el paso del tiempo, empecé a buscar otras salidas y empezó a llamarme la atención el hecho de poder dar un servicio a los demás, el poder ayudar a alguien de una forma directa. Así empecé a buscar y lo que más me llamo la atención fue este ciclo y fui a por ello. P: ¿Cómo ha sido tu experiencia en el Centro Virgen de San Lorenzo? R: Para mí, el paso por el centro ha sido algo estupendo. Siempre da miedo empezar algo nuevo: compañeros nuevos, un ciclo de una rama que yo no había tocado nunca, irte de casa… Al final, ha sido más fácil de lo que en un principio parecía, ya que me han tocado unos compañeros de clase estupendos, las aulas y el taller con la ambulancia dentro son geniales y un gran grupo de personas, tanto docentes como no, muy profesionales y con mucho nivel, me ha ayudado siempre en todo lo que han podido. Desde aquí, quiero agradecerles todo lo que hacen por nosotros. P: ¿Qué tal han ido las prácticas? R: De las prácticas he de decir que es algo donde se aprende mucho, por las experiencias que vas viviendo y por las anécdotas y los consejos de los compañeros; unos, ya veteranos, y otros, que hace poco estaban en tu situación. Todos ellos estupendos, como profesionales y como compañeros. Desde aquí les agradezco que nos ayuden, enseñen y aguanten durante las prácticas. Es el enganche perfecto entre la teoría y la realidad. P: ¿Qué es lo que más te ha gustado y lo que menos? R: Es complicado, porque cada sitio y cada puesto tiene sus cosas y en todos aprendes cosas distintas. Si tendría que decidir, creo que me quedaría con las Emergencias; luego, con el Servicio de Programado; después, con el Taller, porque sin ellos no tendríamos los vehículos; y después, con el Centro Coordinador; gracias a las personas que trabajan allí, luego llevamos a cabo el trabajo en la calle. P: ¿Qué es lo que más te atrae de tu profesión? R: No hay una cosa especial. Desde que suena el teléfono hasta que das fin al servicio eres consciente de que pueden pasar muchas cosas distintas. Pero, quizás, una de las cosas que más te llenan es cuando llegas al hospital, dejas al paciente en manos de los enfermeros y médicos y ves que te mira y que, aunque no te lo diga, te lo agradece. Después, sales por la puerta: está todo el equipo bien, miras a tu compañero y tenéis la conciencia tranquila, porque sabéis que lo habéis hecho del mejor modo posible y habéis llegado todos bien. P: ¿Y de tu trabajo? R: De momento, lo importante es empezar. No están las cosas para elegir, pero donde más me gustaría es en Emergencias. De hecho, estamos en ello. A mí y a otros cinco compañeros nos dieron la oportunidad de ir a trabajar a Mallorca y ¡aquí estamos todos, haciéndolo lo mejor posible!. Lo cierto es que todos los compañeros nos están ayudando y que, para bien o para mal, estoy seguro de que será una experiencia inolvidable para todos. Espero que salga todo bien. P: ¿Recomendarías esta profesión? R: ¡Sin ninguna duda! De hecho, algunas de las personas que me han preguntado, creo que empezarán el ciclo en septiembre. Espero que vivan, como mínimo, la experiencia que he tenido yo.