21 / 12 / 15 Publicado por:  |  Ambuibérica Nacional, Noticias

Así comienza la carta de agradecimiento que Ramón Grifé hijo ha dirigido a David Gómez y David Tamames, dos jóvenes trabajadores que este año se han incorporado a la plantilla de Grupo Ambuibérica en Mallorca. “Todos los médicos, tanto la doctora que lo atendió en la UVI Móvil como los de la UCI de Son… Leer más »

Así comienza la carta de agradecimiento que Ramón Grifé hijo ha dirigido a David Gómez y David Tamames, dos jóvenes trabajadores que este año se han incorporado a la plantilla de Grupo Ambuibérica en Mallorca. “Todos los médicos, tanto la doctora que lo atendió en la UVI Móvil como los de la UCI de Son Espases, dicen lo mismo: que si no llegáis a estar vosotros en el momento que mi padre tuvo el infarto no habría sobrevivido hasta que llegara la UVI Móvil”, prosigue la carta de Ramón Grifé hijo, que concluye así: “Os doy mi enhorabuena por haber demostrado ser unos profesionales como la copa de un pino, tanto a vosotros como a las personas que os han formado. Y espero que sigáis así, porque desde luego, ayudáis mucho a la gente y salváis vidas”. David Gómez y David Tamames son dos jóvenes vallisoletanos que se graduaron el pasado mes de junio como Técnicos en Emergencias Sanitarias tras cursar los estudios en el Centro de Formación Virgen de San Lorenzo, de Grupo Ambuibérica. Unos días después, el 13 de junio, estaban volando hacia Palma de Mallorca, con un contrato de seis meses para su primer destino en la delegación que Ambuibérica tiene en las Islas Baleares. El pasado 10 de octubre era su día libre y ambos salieron a dar un paseo por Santa María del Camí, la localidad donde residen. De pronto, se toparon con un revuelo de gente en torno a un hombre al que habían sacado de un coche y permanecía tumbado en el suelo. Rápidamente, se identificaron como TES de Ambuibérica y comprobaron que el hombre no respiraba y estaba inconsciente. De inmediato, comenzaron a practicarle una reanimación cardiopulmonar básica, sin instrumental, al tiempo que pedían a los familiares que llamarán al 112 y solicitarán una UVI. Ambos jóvenes ayudaron a entubar al paciente cuando llegaron los médicos del centro de salud y la ambulancia. Afortunadamente, el hombre se salvó gracias a la rápida y providencial intervención de David Gómez y David Tamames. Los dos jóvenes han recibido el reconocimiento de la médico que atendió en el lugar al paciente y una carta muy emotiva de agradecimiento de reconocimiento enviada por su hijo, de la que hemos extractado los párrafos anteriores. Desde aquí, nos sumamos a las felicitaciones recibidas por estos dos jóvenes trabajadores de Grupo Ambuibérica por su impecable actuación profesional estando fuera de servicio.