12 / 01 / 15 Publicado por:  |  Noticias, Primeros Auxilios

Hoy continuamos con nuestra serie sobre Cómo deben actuar los técnicos sanitarios en un accidente de tráfico. En el artículo anterior habíamos dejado al responsable sanitario junto a la víctima, en el interior del vehículo. ¿Qué debe hacer antes de asistir al accidentado? Informar a los bomberos sobre la gravedad de la víctima y si… Leer más »

Hoy continuamos con nuestra serie sobre Cómo deben actuar los técnicos sanitarios en un accidente de tráfico. En el artículo anterior habíamos dejado al responsable sanitario junto a la víctima, en el interior del vehículo. ¿Qué debe hacer antes de asistir al accidentado? Informar a los bomberos sobre la gravedad de la víctima y si está o no atrapada.   Gravedad o triage   El objetivo del triage es identificar a una víctima crítica o inestable que requiere una excarcelación de emergencia. Hay distintos métodos de triage, según la cualificación del responsable sanitario. Uno de los más recomendados es el método START (Simple Triage y Rápido Tratamiento), método funcional que asigna la prioridad de asistencia médica atendiendo al estado de las funciones vitales básicas que presenta la víctima.   Tiene una alta sensibilidad en la detección de heridos graves e incorpora dos tratamientos básicos (control de la vía aérea en víctimas inconscientes y control de hemorragias), al considerar que su retraso puede conducir, en muchos casos, al fallecimiento prematuro de la víctima.   En pacientes inestables conscientes el responsable sanitario informará a los bomberos refiriéndose a la víctima como "paciente rojo con problema en A/B/C/D".   Identificación de atrapamiento   Los bomberos recibirán información de zonas anatómicas atrapadas por elementos del vehículo, así como de deformidades en extremidades u otras lesiones menores que se deberán tener siempre en cuenta en el momento de la excarcelación. Hay que distinguir entre atrapamiento mecánico y físico de la víctima.   Atrapamiento mecánico: es aquel en el que el vehículo se encuentra dañado de tal manera que los ocupantes no pueden salir, al estar las puertas bloqueadas por la deformación de la estructura del vehículo. Puede ser que no haya heridos o que las lesiones que presenten sean leves.   Atrapamiento físico: la víctima está atrapada físicamente por elementos estructurales que la tienen retenida, encajada, cogida o confinada. Está físicamente inmovilizada/lesionada.