01 / 04 / 14 Publicado por:  |  Ambuibérica Nacional, Noticias

El Gabinete de Apoyo Psicológico de Grupo Ambuibérica realizará el próximo día 24 de abril un Taller de Comunicación, que tendrá lugar en el Instituto Virgen de San Lorenzo de Valladolid.   La psicóloga Isabel Villanueva será la encargada de impartir este taller, que pretende difundir, de una manera práctica, amena y vivencial, aquellos recursos… Leer más »

El Gabinete de Apoyo Psicológico de Grupo Ambuibérica realizará el próximo día 24 de abril un Taller de Comunicación, que tendrá lugar en el Instituto Virgen de San Lorenzo de Valladolid.   La psicóloga Isabel Villanueva será la encargada de impartir este taller, que pretende difundir, de una manera práctica, amena y vivencial, aquellos recursos de comunicación, escucha, resolución de conflictos y empatía que puedan necesitar los trabajadores de Ambuibérica para el desarrollo óptimo de sus tareas.   P: ¿Cuál es el objetivo del Taller de Comunicación? R: El objetivo es trasmitir la importancia de una buena comunicación, especialmente, en las relaciones significativas, como pueden ser las que se producen entre los propios compañeros de trabajo. Y el modo de mejorar esa comunicación, con el desarrollo de habilidades para manejar los conflictos que puedan aparecer.   P: ¿Es inevitable el conflicto en una convivencia? R: Sí, especialmente, cuando convivimos estrechamente con alguien. Es muy difícil evitar los aspectos que no nos gustan o coincidir totalmente con el otro. Un encuentro real entre dos personas conlleva un cierto desencuentro, una diferencia, una sorpresa... La clave está en no dejarnos atrapar o quedar bloqueados y asustados por esta diferencia. Y en aprovechar la discrepancia como fuente de riqueza y de aprendizaje.   P: ¿Qué tipo de conflictos presenta la convivencia en el trabajo? R: Lo que escucho a menudo no se refiere a grandes conflictos personales o profesionales, sino a la acumulación de pequeños asuntos sin resolver, que deterioran la relación en ocasiones. En muchos puestos de trabajo, la relación con el compañero es muy estrecha. Es muy intensa y se produce en un recinto pequeño, en situaciones de estrés y activación. Todo ello propicia que se puedan generar malentendidos o pequeños desacuerdos. Son enfados y emociones no expresadas, que se acumulan en el tiempo y que pueden provocar un daño en la relación e influir en el desempeño y motivación en el trabajo.   P: ¿Cómo se puede evitar ese deterioro? R: Una buena práctica es tener los asuntos al día. Es decir, compartir y expresar el malestar o desacuerdo, en cuanto sea posible o adecuado. En ocasiones, basta con sacar fuera lo que nos pasa, sin compartirlo, para cuidar la relación. Cuando el asunto esté más reposado, ya aparecerá el momento de comunicárselo a la otra persona, con una actitud abierta y sin juicios previos.   P: No es bueno guardar dentro el enfado… R: Guardar los enfados y los resentimientos no ayuda. Tarde o temprano terminan saliendo y enturbiando la relación. Tampoco ayuda expresarlos de cualquier forma o en un momento que no sea el adecuado. Por eso es importante encontrar la forma, el lugar y el medio más oportuno.   P: ¿Cómo se va a desarrollar el Taller de Comunicación? R: El Taller es una propuesta vivencial de dos horas, por lo que los aspectos a explorar serán sencillos. Revisaremos lo que ayuda y lo que dificulta a la hora de comunicar y esbozaremos una propuesta para comunicar y encontrar un lugar de entendimiento. Todo esto lo veremos de una forma participativa y lúdica.   P: Por último, ¿alguna clave para tejer una comunicación fluida? R: Cuidar la confianza en el equipo. Cuidar la expresión, partir del respeto y solucionar los asuntos pendientes que vayan apareciendo. La comunicación es un baile entre dos o más personas y para que el baile sea fluido, hace falta que haya un intercambio real, que haya conexión, presencia, empatía y también disfrute.