23 / 03 / 15 Publicado por:  |  Noticias

El simulacro está organizado por el Ayuntamiento de Valladolid, la Policía Municipal, el Cuerpo de Bomberos y la Jefatura Provincial de Tráfico y contará con la colaboración de Ambuibérica, la asociación Stop Accidentes y la asociación Andade.

El próximo miércoles 25 de marzo, Ambuibérica aportará ambulancias y equipos sanitarios para un simulacro de accidente de tráfico en la Universidad de Valladolid, UVA. El simulacro dará comienzo a las 12:00 del mediodía, en el patio de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales  y en el mismo participarán activamente alumnos, profesores y personal no docente del centro.   Bajo el lema “Lo podemos evitar”, el objetivo del simulacro es ofrecer a los alumnos del campus una actividad específica de concienciación y actuación ante un accidente de tráfico, además de sensibilizar en torno a las causas de los accidentes y las dramáticas consecuencias que conllevan. El simulacro también pretende mejorar la coordinación de las actuaciones de los diferentes servicios en la intervención de accidentes de tráfico, dar a conocer las labores que los servicios de emergencia realizan en dichas intervenciones, prevenir comportamientos que pongan en riesgo la seguridad vial y difundir unas pautas de comportamiento a los ciudadanos con respecto al modo de proceder ante un accidente de tráfico.   El guión del simulacro que tendrá lugar en el campus se desarrolla a partir del accidente que provoca un vehículo que circula a gran velocidad por las inmediaciones de un centro escolar. Tras girar en una curva, atropella a dos peatones, a los que no ve y que, además, cruzan por un lugar no adecuado. El vehículo da varias vueltas de campana y, finalmente, impacta contra un árbol. Uno de los peatones arrollados fallece en el acto y el otro, permanece inconsciente y con graves lesiones (sufrirá una fractura abierta de fémur y un traumatismo craneoencefálico). En el vehículo siniestrado viajan tres jóvenes, uno de los cuales, el que ocupa el asiento trasero, sale despedido al no llevar colocado el cinturón de seguridad; el copiloto, queda atrapado en el interior del vehículo y sufre heridas graves, mientras que el conductor, con claros síntomas de embriaguez, sufre una contusión ligera en el pecho, provocada por el impacto del airbag.   Tras el accidente, comenzarán a llegar al lugar del siniestro las dotaciones de la policía, bomberos, ambulancias... para proceder según sus correspondientes protocolos de actuación ante un siniestro de estas características.   Los accidentes de tráfico son la primera causa de muerte entre los jóvenes. Los ejercicios y simulacros como éste, pretenden inculcar en la ciudadanía valores viales y extender la concienciación ciudadana ante el drama humano que desencadenan los accidentes de tráfico.